Cuáles son los principales dioses egipcios

La relación de los egipcios con sus dioses

A excepción del período de Amarna, en el que el faraón Akenatón decretó como único Dios a Atón, los egipcios fueron politeístas, lo que quiere decir que adoraban a distintos dioses a los que veneraban con diversos propósitos. Sin embargo, a lo largo de la basta historia de esta civilización antigua, distintos dioses estuvieron a la cabeza como los más importantes, siendo siempre el faraón el representante de la deidad del cielo en la tierra, por lo que era visto por el pueblo como un ser de luz especial y no solo como un gobernante.

La relación de los egipcios con sus dioses era muy estrecha, en ellos encontraban la explicación a los sucesos naturales, a los giros que sus propias vidas daban, a diversos aspectos relacionados con el alma y la naturaleza humana y a muchas de las cosas que ocurrían a su alrededor, por ello los veneraban en santuarios y templos no oficiales, ya que en los oficiales solo podían entrar los sacerdotes, les rezaban pidiendo que intercedieran por ellos y realizaban diversos tipos de rituales para acercarse a sus deidades.

Aunque hoy solo conozcamos algunos nombres, diversos arqueólogos y egiptólogos coinciden en que mientras duró esta civilización se veneraron a más de 1.400 figuras, al menos esa es la información que se ha podido recabar a través de los textos antiguos. Durante los más de 3.000 años que duró esta civilización, distintas deidades estuvieron a la cabeza, en base a eso hoy podemos destacar un listado con los principales dioses egipcios.

Ra, el dios del sol

Es el dios del sol y una de las deidades más conocidas en nuestros tiempos, aunque antes del 2.400 AC solo fuera una deidad solar menor. Sin embargo, a partir de la dinastía V fue convertido en una dios mayor y en el principal protector de los faraones.

Representado como un hombre con cabeza de halcón, era el responsable de dar la vida a todo debido a su vinculación con el sol, razón por la que el dios Amón, uno de los más importantes de la mitología egipcia, acabaría fusionándose con Ra para convertirse en el gran Amón-Ra.

Amón, el dios de la ciudad de Tebas

Además de ser el dios de la ciudad de Tebas, «el oculto», significado de su nombre, fue adorado durante mucho tiempo como el creador supremo y la deidad más importante de los egipcios, sin embrago como hemos explicado anteriormente acabaría siendo absorbido por Ra y convertido en Amon-Ra.

Durante un período inicial fue conocido como el dios de los vientos, por eso muchas embarcaciones llevaban su nombre en el timón para encontrar protección durante sus viajes.

Anubis, dios de las momificaciones

Representado tanto como hombre con cabeza de chacal como por un chacal, es el sobrino de Osiris y uno de los primero dioses del más allá, siendo conocido como «el señor de la necrópolis». Es el encargado de presidir los rituales de momificación y también de acompañar el cuerpo del difunto al más allá, guiándolo hasta su camino final.

Hathor, diosa del amor, la fiesta, la danza…

Su nombre significa la morada de Horus y, junto con Isis, fue una de las diosas egipcias más veneradas. Era la esposa de Horus y representaba muchas de las cosas buenas de la vida: el amor, la alegría, la música, la danza, por lo que era muy querida por los fieles.

Thot, dios encargado de inventar la escritura y deidad de la sabiduría

Thot es el dios de los escribas, las artes y las ciencias, y se le considera el inventor de la escritura jeroglífica y el «Príncipe de los libros». Se le representa con cabeza de ibis (ave sagrada en Egipto) o babuino.

Fuente: mundodeportivo.com

Infografía desarrollada por INFOGRAFIAR

Que te parece?... Coméntanos algo.

FacebookTwitterInstagramPinterestTelégram
A %d blogueros les gusta esto: