fbpx
Saltar al contenido

Françoise Barré-Sinoussi: una viróloga frente al VIH

Valora la Infografía

La mujer que descubrió el virus y que luchó contra él con las armas que tenía en las manos; la ciencia y la educación. Esta mujer es Françoise Barré-Sinoussi, una viróloga frente al VIH.

Françoise Barré-Sinoussi nació en París, Francia, en 1947.

Comenzó a trabajar a tiempo parcial, compaginando como podía estudios y trabajo, en el grupo del virólogo Jean Claude Chermann en el Institut Pasteur durante su tercer año de carrera. El grupo de Chermann se dedicaba al estudio del cáncer, la leucemia y los retrovirus, y con él como mentor aprendió lo más importante para dedicarse a la investigación: la pasión. Aunque no fue fácil estudiar y trabajar al mismo tiempo, Françoise no sólo acabó la carrera si no que se doctoró en Ciencias, con Especialidad en Bioquímica, en 1974.

Posteriormente se fue con un contrato postdoctoral a Estados Unidos, donde trabajó en el National Cancer Institute de los National Insititutes of Health. Durante su estancia conoció a Robert Bassin, la persona que completó su formación en retrovirus, la linea de investigación que nunca más abandonaría. En 1975 volvió al Institut Pasteur, al departamento de virología dirigido por Luc Montagnier.

La investigación de Françoise Barré-Sinoussi

En 1983, el grupo de Barré-Sinoussi publicó el artículo donde explicaban el descubrimiento de un nuevo virus que luego se llamaría el Virus de Inmunodecifiencia Humana, el VIH, el virus que provoca el SIDA, Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Aunque se pagó un gran precio humano, finalmente y gracias a años de investigación, se han conseguido tratamientos efectivos basados en antirretrovirales que han permitido cronificar la enfermedad.

Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier fueron galardonados con el premio Nobel de Medicina o Fisiología en 2008 por su descubrimiento del VIH.

También ha recibido otros galardones, como el King Faisal International Prize for Medicine en 1993 y el de Gran Oficial de la Orden Nacional de la Legión de Honor francesa en 2013.

Pero no sólo eso. La aportación de Françoise va más allá. Ha sido una de las caras más visibles de la lucha contra el VIH/SIDA a lo largo de todo el mundo, trabajando en diferentes sociedades y comités. Desde la década de los ochenta ha implantado programas y redes multidisciplinares en países como Camboya o Vietnam para crear centros de diagnostico y tratamiento de la enfermedad, potenciando especialmente la relación entre investigación básica y clínica. También ha tomado parte en programas de información y educación sobre el virus y sus vías de infección.

En una entrevista realizada por Fabienne Aillet en 2009, Françoise decía una cosa muy preocupante: “nos hemos relajado en la lucha contra el SIDA”. Y es que el hecho de tener un tratamiento que cronifica la enfermedad ha hecho que mucha gente vuelva a exponerse a situaciones de riesgo. Pero hay que recordar que no existe aun una cura para el SIDA. Por eso insistía en aquella entrevista en fomentar campañas de información y educación, porque la lucha contra el VIH/SIDA no está todavía ganada.

Fuente: mujeresconciencia

Infografía elaborada por Infografiar.com

Deja un comentario