fbpx
Saltar al contenido

Características y hábitos de las personas negativas

3/5 - (1 voto)

Hay muchos tipos de individuos, y cada uno con sus virtudes y sus defectos. Sin duda, uno de los mayores defectos que puede tener el ser humano es una actitud negativa frente a la vida, porque todos sabemos que el día a día no siempre un paraíso, y la manera como interpretamos y afrontamos los eventos que nos suceden influye en nuestra felicidad y en nuestra capacidad de resolver problemas. Si bien hay personas optimistas, las cuales todo el mundo desea tener a su lado, también hay las personas negativas, que lo ven todo negro. En este artículo hablaremos de estas últimas.

Características de las personas negativas

Si quieres saber cómo son las personas negativas, en las siguientes líneas podrás encontrar una lista con las características que presentan estos individuos.

1. Siempre se quejan

Las personas negativas son personas pesimistas y, por tanto, ven el vaso medio vacío en vez de medio lleno. Siempre están protestando y, en vez de tomar medidas, se quedan lamentándose por lo ocurrido. Las quejas siempre van dirigidas hacia afuera (otras personas, situaciones, etc.), por lo que así evitan tener que reflexionar por lo que ellos puedan haber hecho mal. Así es difícil mejorar.

2. Renuncian a las primeras de cambio

Si algo caracteriza a las personas negativas es que raramente consiguen sus objetivos porque siempre abandonan en cuanto las cosas se complican. Esto ocurre porque tienen una autoconfianza baja, es decir, que no creen en sus capacidades para superar las adversidades. La autoconfianza no es lo mismo que la autoestima, aunque también suelen tener una autoestima baja.

3. Se toman las cosas demasiado a pecho

Este tipo de personas se toman todo demasiado a pecho, como algo personal, incluso aquellas situaciones que no pueden cambiar. Y puesto que tienen la autoestima baja, es decir, que se valoran negativamente, todo les afecta.

4. No viven el presente

Son personas que no viven el presente porque tiene miedo a encontrarse consigo mismas. Las personas negativas prefieren vivir en expectativas poco realistas y arrepintiéndose del pasado que en lo que realmente importa, que es estar en el aquí y el ahora.

5. Se centran en sus debilidades

Otra característica de este tipo de individuos es que, al valorarse negativamente, suelen centrarse en sus defectos en vez de en sus virtudes. Esto es una manera de pensar errónea que les paraliza y no les permite mirar al futuro con optimismo.

6. Se preocupan en exceso por lo que los demás piensen de ellos

Todos queremos gustar a los demás, pues somos seres sociales. Pero este tipo de personas se preocupan en exceso por lo que los demás piensen de ellos. Como su felicidad depende de factores externos, son personas que están siempre preocupadas y no tienen la paz interior necesaria para ser felices. Uno debe trabajar en su propio autoconocimiento, en encontrar sus propios deseos y sentirse bien consigo mismo para no sufrir por la valoración de los demás.

7. No controlan su vida

Y como no han logrado la paz interior ni tienen una personalidad fuerte, no controlan su vida. Cuando dependes de factores externos más que internos para ser feliz, no sabes lo que quieres, ni te conoces, ni luchas por tus sueños. Todo lo contrario, te dejas influenciar por lo que los demás piensen.

8. No perdonan y guardan rencor

Suelen ser personas que no olvidan el pasado, en gran parte porque no perdonan y siempre tienen un gran rencor. Esto no les permite vivir en el presente, conectados consigo mismos. El perdón y la aceptación son actitudes sanadoras que permiten cerrar heridas del pasado.

Como ves, la mentalidad negativa no beneficia para nada al individuo que piensa de esta manera. Es mucho mejor tener una mentalidad optimista, para poder afrontar las dificultades con esperanza creyendo en las posibilidades de uno mismo. Pensar en positivo puede marcar la diferencia cuando uno desea alcanzar sus sueños. 

Fuente: psicologiaymente

Infografía elaborada por Infografiar.com

Deja un comentario