fbpx
Saltar al contenido

Sistema cardiovascular

Valora la Infografía

El sistema cardiovascular está compuesto por el corazón y los vasos sanguíneos: una red de venas, arterias y capilares que suministran oxígeno desde los pulmones a los tejidos de todo el cuerpo a través de la sangre gracias al bombeo del corazón. Otra de las funciones del sistema cardiovascular es también transportar el dióxido de carbono, un producto de desecho, desde todo el cuerpo al corazón y pulmones para finalmente eliminar el dióxido de carbono a través de la respiración.

¿Cómo está formado el sistema cardiovascular?

El aparato cardiovascular está formado por:

  • el corazón – es la bomba muscular que proporciona la energía para mover la sangre por los vasos sanguíneos.
  • los vasos sanguíneos – son las arterias, las venas y los capilares (vasos sanguíneos pequeños). Conforman el sistema de tubos elásticos de nuestro cuerpo por donde circula la sangre
  • la sangre – es el contenido o tejido líquido que circula por los vasos. Los componentes principales de la sangre son el oxígeno y los nutrientes. Los componentes principales son transportados a los tejidos, además de los desechos que ya no necesita el cuerpo.

¿Cómo funciona el sistema cardiovascular?

El oxígeno constituye alrededor de una quinta parte de la atmósfera y es absolutamente necesario. Esta ayuda a la generación de energía en las células de nuestro cuerpo. Sin oxígeno es imposible vivir ¡Y todos respiramos aire por la boca y la nariz! Así lleguan a los pulmones y de ahí al sistema cardiaco. 

El oxígeno del aire es absorbido por el torrente sanguíneo a través de los pulmones. Cuando llega a los pulmones empieza la función del aparato cardiovascular, ya que es ahí donde la sangre no oxigenada se oxigena y regresa al corazón. Es entonces cuando en el sistema cardiovascular el corazón bombea la sangre rica en oxígeno (‘oxigenada’) y en cada latido la hace fluir a través de una red de vasos sanguíneos – las arterias – y ramas hasta llegar a los tejidos, incluyendo los órganos, músculos y nervios de todo el cuerpo.

Cuando en el sistema cardiovascular la sangre llega a los capilares en los tejidos se libera el oxígeno, que utilizan las células para producir energía. Estas células liberan los productos de desecho, como el dióxido de carbono y agua, que son absorbidos y transportados por la sangre.

Tu salud

Tu estilo de vida juega un papel esencial en el mantenimiento de la salud de tu sistema cardiovascular a largo plazo. Una dieta saludable, el consumo moderado de alcohol, mucho ejercicio y no fumar, pueden ayudarte a mantener un sistema cardiovascular saludable.

Fuente: bupasalud.com

Infografía elaborada por Infografiar.com