CÓMO APRECIAR EL ARTE

Para apreciar el arte no se necesitan estudios; el sentimiento y la apreciación estética que cada persona le da a las obras artísticas no está relacionado con su nivel cultural, socioeconómico ni intelectual.

Apreciar el arte es un proceso que va desde mirar, sentir, hasta analizar, comparar y emitir juicios de valor, con apoyatura de nuestra experiencia y del contexto sociocultural de la obra.

Una pintura posee lenguaje propio, trata de dar a entender algo, cada artista trata de plasmar algo en cada creación; su asombro por algo que le rodea, algún evento que le cambió la vida, algún miedo o desesperación…

Cuando vemos algo, ya sea una obra de arte, una película o una valla publicitaria, nuestros cerebros realizan un proceso enormemente complejo de una fracción de segundo para leer y dar significado. Absorbemos toda una gama de pistas que componen nuestra comprensión de cualquier imagen, muchas de las cuales ni siquiera somos conscientes.

¿Alguna vez has estado frente alguna pintura por varios minutos y lo que se exhibe ante tus ojos no te dice nada?

Analizaremos 3 Tips que nos ayudaran a disfrutar de nuestras visitas a galerías y/o museos.

1 Mira

¿No es obvio que “miramos” el arte? Realmente no. Cuando visitamos una galería, tendemos a pasar solo unos segundos frente a cualquier obra. De hecho, algunas estimaciones lo tienen en menos de dos segundos. Así que mira lo que hay ahí, literalmente justo enfrente de ti. Comience con lo más básico: ¿Qué medio o material es: una fotografía, un objeto, una pintura? ¿Cómo se ve? ¿Rudo y rápido? ¿Resbaladizo y ordenado? ¿Brillante? ¿Sucio? ¿Cuidadosamente hecho? ¿Juntos?

El artista habrá tomado algunas decisiones muy deliberadas sobre los materiales, el estilo y el enfoque, y esto se reflejará directamente en la sensación y el significado general de la obra.

2 Observa

¿Cuál es la diferencia entre mirar y observar en el contexto del arte? Mirar se trata de describir literalmente lo que está frente a ti, mientras que observar se trata de aplicarle un significado. Cuando vemos entendemos lo que se ve como símbolos, e interpretamos lo que está delante de nosotros. Erwin Panofsky llama a los símbolos de una obra de arte “iconografía”, y cualquier imagen se puede descomponer fácilmente en la iconografía que la compone.

La iconografía en It’s all about Peter de Marti no es tan obvia: es más abstracta, lo que significa que se elimina de una simple representación literal de algo. Pero los objetos de plástico derretido reales son elementos cotidianos: cosas que podría tener en su hogar, los objetos con los que una persona se rodearía y que conforman su vida. Tome nota mental de una iconografía como esta y llévela al paso final.

3 Piensa

El paso final consiste en pensar en lo que ha observado, reunir lo que ha obtenido de los dos primeros pasos y pensar en los posibles significados. Es importante destacar que este es un proceso de interpretación. No es una ciencia. No se trata de encontrar las “respuestas correctas”, sino de pensar creativamente sobre las interpretaciones más plausibles de una obra.

La clave aquí es el contexto. El contexto más amplio de una obra de arte ayudará a dar sentido a lo que ya ha observado. Gran parte de la información sobre el contexto se suele dar en esas pequeñas y aburridas etiquetas que indican el nombre del artista, el título de la obra y el año. Y a menudo también se incluyen otros fragmentos valiosos de información, como el lugar y el año en que nació un artista.

Espera… Un recordatorio

Quizás estés pensando, “espera, si hiciera estos tres pasos cada vez que veo una obra de arte, me va a llevar años ver todo lo que hay en la galería”. Así que aquí hay un consejo importante: no tiene que mirar (o no tiene que gustarte) todo. ¿No te gustan esas pinturas? Bien, no pierdas tu tiempo con ellas.

Intentar ver todo en una galería importante en una hora es como ir a un multicine y tratar de ver las 12 películas en una hora corriendo de un cine a otro. Nada tendría sentido.

Amo el arte que me empuja a pensar diferente sobre algo que pensé que ya sabía. Otras personas prefieren lo dulce para los ojos. Todo es válido. Solo date un momento para reducir la velocidad, mirar, observar y pensar, y encontrarás algo que realmente te habla.

Infografía elaborada por Infografiar.com

Que te parece?... Coméntanos algo.

FacebookTwitterInstagramPinterestTelégram
A %d blogueros les gusta esto: