¿Cómo puedo controlar un episodio de Ansiedad?

Un ataque de ansiedad sucede cuando el miedo se desborda y la ansiedad llega a su pico más alto, esto va acompañado de síntomas físicos como: sudoración, taquicardia, sensación de ahogo, llanto, entro otros (cada quién lo experimenta de forma distinta). Puede durar de 10a 45 minutos, desde que alcanza su pico hasta que finaliza, puedes sentir calma o seguir sintiéndote ansios@. Si son muy frecuentes la recomendación es que busques ayuda profesional de inmediato. La terapia puede ayudarte a ir a la raíz del problema y a manejarla con técnicas y herramientas para llevar una vida plena.

Mediante esta infografía daremos tips recomendados por profesionales de la salud mental, que pueden ayudarte a ti o a alguien que conozcas.

1 Concéntrate en tu respiración y normalizala

El primer paso es regular nuestra respiración, inhalando y exhalando en espacios de tiempo. Puede que contar estas respiraciones profundas te ayude a concentrarte, desviando la atención de la causa del episodio.

2 Buscar un lugar donde te sientas seguro

A veces los detonantes de estos ataques de ansiedad tienen que ver con agentes externos, o que nos rodean. Buscar un lugar donde encuentres calma y te sientas a salvo, ayudara a que te relajes.

3 Recuerda y acepta que no puedes controlar todo

Pon lo que pasa en perspectiva ¿Realmente es tan malo como crees? Hay cosas que salen de nuestras manos y responsabilidad, si no puedes cambiar esta situación o mejorarla ¿Vale la pena el estrés? No estas condenad@ a nada y eso que sientes tiene solución, la solución no es evitar las emociones o luchar contra eso, es buscar la ayuda correcta.

4 Asume el miedo como una emoción sana en tu vida

No te resistas a lo que sientes, acepta el miedo como parte de la vida. Reprimir nuestras emociones solo lograra que estas se desborden y exploten en el momento menos pensado, y puede causar daños físicos. El miedo es una emoción que forma parte de nuestra vida, es necesario aprender a convivir con ella.

5 Repite Afirmaciones que te den confianza

Las palabras son poderosas, así que úsalas. Decirnos y repetirnos frases como: «Esto va a pasar, Estoy a salvo» «Sólo son pensamientos y van a pasar» «Nada es tan malo como mi ansiedad me hace creer», nos ayudaran a movernos de este malestar, y conectar con el presente.

La ansiedad se alimenta cada vez que dudamos de nosotros, evitamos situaciones que hay que afrontar o confrontar, las cuales nos ayudan a crecer, a tener más confianza. Aprender a vivir con nosotros, nuestros pensamientos y emociones, nos hace flexibilizarnos de nuestras creencias esa rigidez que, en ocasiones, tenemos.

¡Eres más fuerte que tu ansiedad!

Infografía elaborada por: Infografiar.com

Que te parece?... Coméntanos algo.

FacebookTwitterInstagramPinterestTelégram
A %d blogueros les gusta esto: