Los dioses griegos más importantes de la Grecia Antigua (Parte II)

La cultura de la Antigua Grecia desarrolló uno de los panteones de dioses más interesantes de la Historia de Europa, y su influencia fue tal que incluso los romanos tomaron como referentes estas deidades. La cultura grecorromana surgió, en parte, de una mezcolanza de estas influencias griegas, las cuales han llegado hasta nuestros días, si bien la religión en la que se apoyaban estos iconos y conceptos ligados a lo sagrado ya ha desaparecido.

En este artículo conoceremos a los dioses griegos más relevantes de la mitología y veremos algunas de sus características. Estas deidades están asociadas a los elementos y los sentimientos.

1. Hera: Reina de los Dioses

Esta deidad era la hermana mayor del todopoderoso Zeus, y al mismo tiempo su esposa. Se le atribuye la responsabilidad de velar por las uniones matrimoniales y los nacimientos, además de brindarles especial resguardo a todas las mujeres.

Siempre fue de personalidad noble y muy humana, a pesar de su divinidad. En honor a la Diosa Hera se celebran fiestas llamadas “Matronalia”, las cuales se llevan a cabo el primero del mes de marzo.

2. Hefesto: Héroe de los Dioses

Los artesanos tenían a su protector, Hefesto. El Dios del fuego y los trabajos de forja. Es hijo de la Diosa Hera y el todopoderoso Zeus, aunque esto no se tiene demasiado claro. Hay versiones donde se indican que solo es hijo de Hera.

Hefesto, a excepción del resto de las deidades nació sin belleza física, su apariencia era tan desagradable al nacer que su madre lo arrojó del Olimpo, y quedó cojo luego de la caída.

Fue rescatado del mar por la Diosa Tetis (madre de Aquiles) y criado por esta en la isla de Lemons.

3. Dioniso: dios del vino y de la vida

En el sentido estricto de la palabra, Dioniso resulta ser un semidiós. Nacido de Zeus con una mortal llamada Sémele, este dios griego también es conocido como el soberano de la agricultura.

La leyenda de Dioniso cuenta que este nació dos veces, la primera de forma mortal y la segunda gracias a la divinidad de su padre.

En una ocasión Zeus adoptó su verdadera forma, y los rayos que cayeron dieron muerte a Sémele y Dioniso. El todopoderoso dios tomó al niño, y colocándolo en uno de sus muslos le devolvió la Vida.

4. Atenea: diosa de la sabiduría

Es una de las principales y más influyentes Diosas del Olimpo. Los relatos cuentan que nace directamente de la cabeza de Zeus, una vez que este se tragara a su madre, Atenea surgió con la ayuda de Hefesto, quien abrió la cabeza de Zeus; de ahí sus grandiosas habilidades para las ciencias y la estrategia, dotes que le servían también en el campo de batalla, donde era una guerrera implacable.

La Diosa Atenea, en contraparte a su hermano Ares, representa las causas justas.

FuentePsicología y Mente

Infografía desarrollada por INFOGRAFIAR

FacebookTwitterInstagram