Atrapasueños: qué son y su significado

Qué pensarías si te dijéramos que hay un objeto que puede cazar tus sueños mientras duermes, filtrarlos, cuidar las buenas ideas y las energías positivas, deshacerse de las negativas y, en definitiva, ser el guardián de tus sueños.

Pues bien, lejos de la tecnología, los antiguos indígenas americanos fabricaron los atrapasueños como instrumentos de medicina chamánica para proteger de nuestros sueños. Unos objetos hermosos, llenos de significado y de magia que seguro te van a encantar.

 

¿Qué son los atrapasueños?

Los atrapasueños son objetos hechos a mano que forman parte de la medicina espiritual de las antiguas tribus norteamericanas, o como ellos llaman, de la medicina chamánica. Fue el pueblo Ojibwa el que creó los atrapasueños con el objetivo de cuidar de nosotras y nuestros sueños mientras dormimos, funcionando como si fuera un filtro de sueños. Sin embargo, otros pueblos indígenas fueron adoptando este amuleto y haciendo sus propias versiones.

Cada parte del atrapasueños tiene su propio significado y razón de ser. En él, se atrapan los sueños positivos y agradables, las buenas ideas para que las mantengamos; mientras que caza los sueños negativos y las pesadillas, manteniéndose en su red y disipándose por su agujero central y las plumas cuando aparecen los primeros rayos de luz del día. Es por esto que se considera un objeto de protección para las personas.

El significado de ‘atrapasueños’

El significado de atrapasueños proviene directamente de la traducción de su nombre en inglés, ‘dreamcatcher’, que significa atrapasueños o cazador de sueños. Sin embargo, si nos devolvemos a sus orígenes en el pueblo Ojibwa, el nombre original de este amuleto es “assabikeshiinh”, que se traduce como araña, o también “bawaajige nagwaagan”, que significa cepo de los sueños.

¿De qué están hechos los atrapasueños?

Como te comentamos, cada parte que compone a los atrapasueños tiene su razón de ser, pues representan algo importante que permite que este talismán proteja de nuestros sueños, por lo que la forma en la que se construye un atrapasueños no tiene nada de casual.

Los atrapasueños se hacen a partir de un aro, que representa la rueda de la vida que contiene al cosmos y a los cuatro puntos cardinales. Dentro de este aro se encuentra la red, que puede estar elaborada con cuerdas adornadas por piedras, semillas, cuentas y abalorios. Esta red central representa a la araña tejedora y protectora en la que creían los Ojibwa, mientras que las redes aledañas son representaciones de los sueños atrapados.

Del aro cuelgan plumas como símbolo de energía, pues para los chamanes, las plumas tienen los mismos filamentos que tiene nuestra aura y por ellas descienden nuestro sueños.

Estos sueños que descienden a nosotros durante la noche son aquellos que el atrapasueños ha filtrado y que son energía positiva para nosotras, así como sueños a realizar porque son buenas influencias, acciones honorables, buenos propósitos y crecimiento.

Pero además de los elementos con los que está elaborado el atrapasueños, hay otros símbolos y significados guardados dentro de él. En el centro del atrapasueños está el “vacío”, que es la representación de lo que los pueblos originarios llaman “el gran misterio”. Esto es la fuente de creación, que es un vacío en el que todo es posible y que además representa la unidad, porque de allí proviene todo.

¿Dónde colgar los atrapasueños y cómo se usan?

Si te has contagiado de magia y quieres tener tu propio atrapasueños, hay muchas tiendas en las que puedes comprarlo, pero también puedes hacerlo en casa. Sólo necesitas el aro, la cuerda para hacer la red, las decoraciones que quieras poner dentro de la red, las plumas y toda tu creatividad y buenas intenciones para que el atrapasueños sea perfecto para ti.

Luego, lo más importante es encontrar el lugar donde colgar los atrapasueños, pues esto hace una gran diferencia para que su magia funcione. El atrapasueños debes colgarlo en tu habitación y lo más cerca del cabezal de la cama que te sea posible.

Sin embargo ten en cuenta que no debes pegarlo a la pared, pues el atrapasueños necesita moverse. Lo mejor es que lo cuelgues desde el techo un par de centímetros separado de la pared. Si puedes ubicarlo donde le llegue un poco de luz solar mucho mejor, pues recuerda que la luz es la que disipa las pesadillas atrapadas.

Fuente: Estilonext

Infografía desarrollada por INFOGRAFIAR

FacebookTwitterInstagram