Osos polares

Osos polares

No son realmente blancos

Los osos polares tienen la piel negra (mira su nariz) y está cubierta de pelo transparente, libre de pigmentos. Cada cabello dispersa y refleja la luz visible, esto hace que parezcan de color blanco, aunque no lo son.

Pueden comunicarse con sus pies

A cada paso que da un oso polar sus patas dejan tras de sí un rastro químico perfumado. Esto permite que se comuniquen a través de extensos territorios. ¡Nuestros pies son tan aburridos!

No necesitan beber agua

Ellos han evolucionado de tal forma que ya no tienen que beber agua, pueden obtener todo el H2O que necesitan de la reacción química que descompone la grasa almacenada en su cuerpo

No se mojan

Los osos polares tienen dos capas de piel. Los pelos exteriores forman una capa que protege a la piel interior de mojarse cuando están en el océano. Después de un baño, ellos solo necesitan darse una sacudida rápida

Fuente: netjoven.pe.com

Desarrollado por www.infografiar.com

FacebookTwitterInstagram