Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) se caracteriza por un patrón de pensamientos y miedos no deseados (obsesiones) que provocan comportamientos repetitivos (compulsiones). Estas obsesiones y compulsiones interfieren en las actividades diarias y causan un gran sufrimiento emocional.

Puedes intentar ignorar o detener tus obsesiones, pero eso solo aumenta tu sufrimiento emocional y ansiedad. Finalmente, sientes la necesidad de realizar actos compulsivos para tratar de aliviar el estrés. A pesar de los esfuerzos por ignorar o deshacerte de los pensamientos o impulsos que te molestan, estos vuelven una y otra vez. Esto conduce a más comportamientos ritualistas, el círculo vicioso del trastorno obsesivo compulsivo.

El trastorno obsesivo compulsivo a menudo se centra en ciertos temas, por ejemplo, un miedo excesivo a contaminarse con gérmenes. Para aliviar los temores de contaminación, puedes lavarte compulsivamente las manos hasta que estén irritadas y agrietadas.

Si tienes un trastorno obsesivo compulsivo, puedes sentirte avergonzado y apenado por la afección, pero el tratamiento puede ser eficaz.

 

Síntomas

El trastorno obsesivo compulsivo suele incluir tanto obsesiones como compulsiones. Pero también es posible tener solo síntomas de obsesión o solo síntomas de compulsión. Puedes o no darte cuenta de que tus obsesiones y compulsiones son excesivas o irrazonables, pero ocupan mucho tiempo e interfieren en tu rutina diaria y en tu funcionamiento social, escolar o laboral.

Síntomas de obsesión

Las obsesiones del trastorno obsesivo compulsivo son pensamientos, impulsos o imágenes repetidos, persistentes y no deseados que son intrusivos y causan aflicción o ansiedad. Podrías tratar de ignorarlos o deshacerte de ellos realizando un comportamiento o ritual compulsivo. Estas obsesiones suelen entrometerse cuando intentas pensar o hacer otras cosas.

Las obsesiones a menudo tienen temáticas, tales como las siguientes:

  • Miedo a la contaminación o a la suciedad
  • Dudar y tener dificultades para tolerar la incertidumbre
  • Necesidad de tener las cosas ordenadas y simétricas
  • Pensamientos agresivos u horribles sobre la pérdida de control y el daño a sí mismo o a otros
  • Pensamientos no deseados, incluida la agresión, o temas sexuales o religiosos

Algunos ejemplos de los signos y síntomas de la obsesión incluyen lo siguiente:

  • Miedo a ser contaminado por tocar objetos que otros han tocado
  • Dudas de que hayas cerrado la puerta o apagado la estufa
  • Estrés intenso cuando los objetos no están ordenados o posicionados de cierta manera
  • Imágenes de conducir tu automóvil entre una multitud de gente
  • Pensamientos sobre gritar obscenidades o actuar inapropiadamente en público
  • Imágenes sexuales desagradables
  • Evitar las situaciones que pueden desencadenar obsesiones, como el apretón de manos

Síntomas de la compulsión

Las compulsiones del trastorno obsesivo compulsivo son comportamientos repetitivos que te sientes impulsado a realizar. Estos comportamientos repetitivos o actos mentales tienen como objetivo reducir la ansiedad relacionada con las obsesiones o evitar que algo malo suceda. Sin embargo, dejarse llevar por las compulsiones no trae ningún placer y puede ofrecer solo un alivio temporal de la ansiedad.

Puedes inventar reglas o rituales que te ayuden a controlar la ansiedad cuando tengas pensamientos obsesivos. Estas compulsiones son excesivas y a menudo no están relacionadas de manera realista con el problema que pretenden solucionar.

Al igual que las obsesiones, las compulsiones suelen tener temas como:

  • Lavado y limpieza
  • Comprobación
  • Recuento
  • Orden
  • Seguir una rutina estricta
  • Exigir tranquilidad

Algunos ejemplos de signos y síntomas de compulsión incluyen los siguientes:

  • Lavarse las manos hasta que la piel se vuelve áspera
  • Comprobar las puertas repetidamente para asegurarnos de que están cerradas
  • Revisar la cocina repetidamente para asegurarnos de que está apagada
  • Contar en ciertos patrones
  • Repetir en silencio una oración, palabra o frase
  • Arreglar las conservas para que tengan el mismo frente

Causas

Se desconoce la causa del trastorno obsesivo-compulsivo. Las principales teorías son:

  • Biología. El TOC puede resultar del cambios en la química natural del cuerpo o en las funciones cerebrales.
  • Genética. El TOC puede tener un componente genético, pero aún no se han identificado genes específicos.
  • Aprendizaje. Los miedos obsesivos y los comportamientos compulsivos se pueden aprender al observar a los familiares o de forma gradual a lo largo del tiempo.
Infografía desarrollada por INFOGRAFIAR

Fuente: mayoclinic.org

FacebookTwitterInstagram