Métodos anticonceptivos que no te hacen subir de peso

Una de las preocupaciones más comunes al usar métodos anticonceptivos es subir de peso. Esto se debe a que los altos niveles de estrógeno suelen incrementar el apetito y promover la retención de líquidos.

Algunos estudios reportan que se pueden aumentar algunos kilitos semanas e incluso meses después de haber empezado a consumir la píldora anticonceptiva, aunque esto se debe a un efecto secundario temporal.

Afortunadamente, hay varias opciones para prevenir un embarazo no deseado. Estos 3 métodos no provocan un aumento de peso y son una buena opción para el control natal.

DIU de cobre


El DIU de cobre es un dispositivo intrauterino con una efectividad mayor al 98%. Además, ofrece un mejor control de natalidad que dura hasta por 10 años.


Está hecho de plástico flexible y su diseño en forma de T es para que se pueda colocar en dentro de la matriz, mientras que la rama vertical está rodeada de alambre de cobre, el cual impide el paso de los espermatozoides.

Un DIU tiene la ventaja de ser un método anticonceptivo que evita temporalmente el embarazo, pero sin afectar la fertilidad de la mujer. Cuenta también con un alto porcentaje de eficacia y al no tener hormonas no altera el peso.

Otro beneficio es su facilidad de ponerse y quitarse, por lo que no interfiere con la vida sexual y tampoco perjudica la lactancia. Es efectivo desde el momento en que se coloca.

Aunque es un método muy seguro, hay algunas mujeres que no pueden usarlo por motivos de salud. Aquí puedes conocer los factores de riesgo.

Anillo vaginal


El anillo vaginal es uno de los anticonceptivos menos mencionados, pero no por eso menos efectivo.

Se trata de un dispositivo hormonal para mujeres, está hecho de plástico flexible y se inserta en la vagina.

No contiene látex, pero sí hormonas (estrógeno y progesterona) que se liberan en un periodo de tres semanas. Concluido este lapso, se debe retirar para permitir la menstruación.

El objetivo del anillo vaginal es suprimir la ovulación, espesar la mucosa cervical y adelgazar el revestimiento del útero. Todo esto para impedir que el óvulo sea fecundado.

Este método anticonceptivo tiene varios beneficios en comparación con otros, ya que es cómodo y fácil de usar (no necesita un recordatorio diario como la píldora anticonceptiva)

Aunado a eso, no interrumpe con la vida sexual y previene temporalmente el embarazo sin tener que afectar la fertilidad.

Asimismo, los anillos vaginales son seguros para las mujeres que padecen alergia al látex.

Tiene menos probabilidades de causar sangrados irregulares —como puede ocurrir con las píldoras— y contiene un porcentaje menor de hormonas, por lo que los efectos secundarios se reducen y, con ello, la posibilidad de subir de peso.

Condón femenino


El condón femenino es un preservativo interno, que tiene la función de actuar como una barrera que evite el paso de los espermatozoides cuando ingresan al útero, para que el óvulo no sea fecundado.

Además, protege contra infecciones de trasmisión sexual.

Se puede colocar hasta con 8 horas de anticipación y no provoca efectos secundarios. Incluso son resistentes a la humedad y a los cambios de temperatura. Se vende sin receta y no requiere ningún tipo de ajuste personalizado.

Este método anticonceptivo previene los embarazos no deseados, sin el uso de hormonas de por medio. Esta ausencia de hormonas ayuda a evitar un aumento de peso.

Fuente: Vix.com

FacebookTwitterInstagram