4 Beneficios del ayuno

Quema grasas

Cuando comes, tu cuerpo lo procesa horas siguientes. Quema la energía de lo que has consumido, principalmente la glucosa de la sangre o el glucógeno de tus músculos e hígado, en lugar de la grasa que has almacenado. Durante un estado de ‘ayuno’, no hay comida para usar como energía, por lo que es más probable que extraigas la energía de la grasa de tu cuerpo.

Mejora los hábitos alimenticios

¿Cuándo ha sido la última vez que has sentido hambre de verdad? Para muchos, los retortijones de hambre pueden ser antojos psicológicos, en lugar de señales reales del cuerpo. Ayunar regularmente puede ayudar a cambiar tu actitud hacia la comida, determinando lo que tu cuerpo realmente necesita para funcionar.

Acelera el metabolismo

Restringir la comida durante cortos periodos de tiempo puede mejorar tu salud metabólica. Se sabe que el ayuno intermitente es más eficaz que la restricción de calorías a largo plazo. Ayuda a tu cuerpo a eliminar los desperdicios y las toxinas que se acumulan con la comida habitualmente limpiando tus órganos internos para un metabolismo más rápido.

Mejora el sistema inmunológico

El ayuno fue investigado por científicos quienes vieron que hacer un descanso de comidas durante tan sólo tres días puede regenerar todo el sistema inmunológico. Dejar sentir hambre al cuerpo impulsa a las células madre en la producción de glóbulos blancos nuevos para que luchen contra las infecciones además las partes viejas o dañadas del sistema inmunológico se eliminan durante el ayuno.

FacebookTwitterInstagram