CulturaEntretenimientoGastronomía y RecetasINFOGRAFÍAS

La pastelería japonesa llega al museo: cuando un dulce se convierte en arte

Kyogashi

La dulcería japonesa tradicional se concibe como un arte manual lleno de simbolismo en el que su elegante estética está ligada al costumbrismo y la sensibilidad del país, influenciados por la filosofía zen propia del budismo en la que juega un papel esencial la relación con la naturaleza.

Tipos principales de kyogashi:

  • Namagashi: También llamados omogashi, son los dulces más frescos, más húmedos y con más volumen, que habitualmente incluyen anko o pasta dulce de judías azuki, y por tanto son más perecederos. Generalmente se sirven con té matcha más espeso, koicha. Los populares mochi pertenecen a este grupo.
  • Higashi: A base de azúcar y harina, son pastelitos más duros y secos, menos delicados y con una conservación más larga, a veces con componentes crujientes y caramelo. Al tener una textura más sólida, algunos permiten ser moldeados directamente en moldes de madera, generalmente con diseños naturales de hojas, conchas o animales. Se sirven, por lo general, con usucha, un té matcha más fino.
Fuente: https://www.directoalpaladar.com/cultura-gastronomica/pasteleria-japonesa-llega-al-museo-cuando-dulce-se-convierte-arte